Reto de escritura Ray Bradbury

Érase una vez un escritor con experiencia demostrada –«Crónicas marcianas», «Fahrenheit 451», la colección de cuentos «El hombre ilustrado»…—, que decide dar un máster sobre su oficio, una especie de charla TED para transmitir los conocimientos que había acumulado a lo largo de una vida. Y uno de los ejercicios que propone es escribir un relato cada semana durante un año. Asegura que es imposible escribir 52 relatos malos de forma consecutiva. Llamemos al experimento, por ejemplo, el Reto de escritura Ray Bradbury.

Érase una vez un escritor más modesto con experiencia demostrada –«D.I.O.S.», «Cróhnicas con h» y en breve «Tres. Cómo olvidar lo inolvidable y otros relatos para recordar»— que decide seguir el reto de escritura Ray Bradbury. 

¿Con qué objetivo? El primero, obligarse a escribir. Ha descuidado sus rutinas literarias y eso se le nota en la producción. El segundo objetivo es tener repercusión en las redes sociales con el hashtag #RetoRayBradbury. Cuanta más gente lo conozca y se apunte, a más escritores ayudará a salir de los malditos bloqueos, pensó. El tercer objetivo es iniciar un nuevo proyecto literario. Al final del reto de escritura tendrá material suficiente como para publicar un nuevo libro de relatos o alargar alguna de las historias y crear una novela corta. También podría ir presentando esos nuevos relatos cortos a concursos literarios. O generar contenidos para un blog.

Érase una vez un escritor sin ideas que desconocía la manera en la que generaría historias para escribir 52 relatos cortos durante 52 semanas consecutivas. Y se puso a pensar, leyó técnicas creativas, blogs para escritores que ayudaban en ese sentido, y concluyó que había tantas formas de generar ideas que podría escribir hasta 52 relatos a la semana (sshhhh, no le deis pistas). Recurrió a artículos en su propio blog, a artículos en blogs ajenos, a noticias en la prensa, a anécdotas propias o que alguien había narrado, a fogonazos creativos…

Érase una vez un escritor que generaba contenidos regularmente y sólo debía preocuparse de qué hacer con ellos. Y un grupo de escritores que, gracias al Reto de escritura Ray Bradbury, fueron felices y comieron perdices entre decenas de nuevos relatos.

¿En qué consiste el Reto de escritura Ray Bradbury?

Hay que escribir un relato a la semana durante un año entero. O sea, 52 historias. No hay límite de palabras. Las que te dé tiempo a escribir en siete días. Tampoco hay temas censurados.

¿Quién puede participar en el Reto de escritura Ray Bradbury?

Quien se atreva a escribir 52 relatos de forma consecutiva. Niños, jóvenes, adultos, ancianos o entes fantasmales (siempre que puedan sujetar un bolígrafo o pulsar teclas).

¿Y si no sé ni cómo empezar a escribir el relato corto?

Aquí tienes el artículo que más éxito ha tenido de todos los que he escrito hasta la fecha:

¿Qué hago con los relatos?

Publícalos en tu blog, o en Facebook, o recopílalos en un cuaderno o en el ordenador. Si lo haces en el mundo digital, avísame con un comentario en esta página o con un correo electrónico. Enlazaré a todas las personas que se unan al Reto de escritura Ray Bradbury.

reto de escritura

¿Qué herramientas puedo utilizar para facilitarme el trabajo?

¿Qué puedo hacer una vez que he escrito los 52 relatos?

Lo primero, celebrarlo. Has terminado algo que muy pocos escritores han hecho. Y después, aquí tienes algunas ideas:

  • Corrígelos y crea una colección de relatos
  • Participa en todos los concursos literarios que puedas
  • Amplía alguno que pienses que puede dar más juego y que en su día no pudiste explorar por falta de tiempo. A ver qué sale de ahí
  • Nada. Sólo contémplalos como el resultado de un reto que te ha enseñado a escribir mejor

Escritores que se han unido al Reto de escritura Ray Bradbury

Índice de los relatos

En el spam está la felicidad

en el spam está la felicidadEs relato está basado en un correo real que llegó a mi bandeja: era de mi mensajera angelical. Empecé a tirar del hilo y lo que pasó a continuación os sorprenderá.

El Sindicato de productos de limpieza

Cuando Estanislao Gómez despertó una mañana tras una noche de pesadillas y visitas al baño, se encontró con el rollo de papel higiénico recostado a su lado. Lo que pasó a partir de ahí, te sorprenderá.

Un trozo de la Luna

un trozo de la lunaSi persigues un sueño hasta la extenuación, al final se cumple. Rose y Carlson lo saben muy bien.

Una hora

una hora

Una surrealista reserva para cenar en un restaurante de Praga. Una hora de risas que se leen en 5 minutos.

Embutu Engué

Un relato que habla sobre el drama de la migración, pero desde la esperanza. Sí, está de moda y es necesario escribir sobre ello.

Rosa sin espinas

¿Qué sucede cuando ni la muerte puede alejarte de la persona que amas? No apto para corazones sensibles.

Quizás te interese saber que acabo de publicar una nueva colección de relatos cuyo hilo conductor es el olvido y la memoria.

¿Quieres que te envíe un newsletter cada 15 días con concursos literarios? Suscríbete a mi blog.

 

Si aún no te has suscrito a mi blog, puedes hacerlo aquí mismo. Y te llevas “Concursator”, una guía muy chula para participar en concursos literarios. Cada dos semanas te llegará un correo de contenido inédito y exclusivo con enlaces a concursos y a los artículos más interesantes de la blogosfera.

* Campo requerido
Consentimiento *
Responsable: David Generoso Gil Finalidad: gestionar la suscripción Legitimación: tu consentimiento Destinatarios: los datos que me facilitas estarán gestionados a través de Mailchimp. Ver política de privacidad de Mailchimp Derechos: podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos Información adicionalPolítica de privacidad