El verano de un escritor: el mito de que veraneamos en las Seychelles

¿Qué hace en verano un escritor? ¿Se solaza en las Seychelles? (Claro, y tenemos apartamento, un 4×4 y un guardia de seguridad que nos lo cuida). ¿Hiberna, como un oso gordo y peludo? ¿Veranea, como un turista gordo y peludo? ¿Se ceba hasta parecer un oso gordo y peludo? ¿Embadurna de crema solar sus relatos cortos y los mete en el microondas con la esperanza de que salgan bien hechos?

Mi intuición me dice que cada escritor planifica el verano como le viene en gana. Y lo que no es mi intuición, la experiencia de otros amigos escritores, coincide. O es una confabulación para agrandar el mito de que los escritores somos un poco misteriosos, o es la confirmación de que los escritores somos pobres y nos da vergüenza confesar que pasamos el verano en plan ermitaño.

Hoy vengo a abrirme en canal y a contar, con pelos y señales, qué hago yo en los meses más calurosos del año. Quizás te sirva mi experiencia.

¿Qué partido se le puede sacar al verano?

El verano sirve para que Chanquete se muera, para que los gimnasios hagan el agosto, para que las terrazas hagan el junio, julio, agosto y septiembre.

Es época de viajar, de enamorarse, de no parar ni un segundo. Pero también es tiempo de hacer planes, de sentarse a reflexionar, de calmar los ánimos, de tratar de darle un empujón a los temas que el día a día del resto del año dejaron en dique seco.

El verano de un escritor de relatos cortos

El @#¢∞¬&#∞ blog

¿Qué hacemos con nuestra página web? ¿La cerramos? ¿Le dejamos la puerta entornada? ¿Actualizamos contenidos antiguos? ¿Generamos nuevos métodos y aprovechamos que el resto de la blogosfera dormita? (Alguien debe quedarse al cuidado de todo, como Batman, pero sin orejas puntiagudas).

Mi actitud al respecto será la siguiente: voy a trabajar el SEO para terminar de enamorar a Google y a modificar un poco la estructura de la página para enamorarte a ti.

Al final se trata de lo mismo: la conquista. Un poco como Juego de Tronos, pero sin tantos efectos especiales.

En cuanto a nuevos artículos, alguno habrá. Quizás reflexiones salidas de tiesto, o temas que en otra época del año ni me plantearía, pero que la relajación existencial crea el marco adecuado. Por ejemplo, este artículo tiene algo de eso.

Cursos y más cursos

Es un momento perfecto para avanzar en los cursos de las plataformas de pago. Pienso dedicarle varias horas a ponerme al día con la de Ana González Duque, MOLPE. Sé que ha seguido actualizándola todos los meses y no he tenido ni un minuto para echar un ojo a los nuevos cursos.

Si estás pensando en ampliar a afianzar tus conocimientos de escritura, la Escuela de Escritores es tu sitio. Especialmente los cursos que imparta Chiki Fabregat.

Cursos de cocina: a por ellos. Cursos de supervivencia sin internet: fundamentales. Ojo, que sean presenciales.

Cursos de inteligencia emocional, de punto de cruz, cursos para hacer cursos…

¿Se me escucha?: los podcasts

Otra estupenda forma de absorber conocimientos. Y el gimnasio, para el que también es una época propicia, el lugar perfecto para adornar tus orejas con dos enormes circunferencias.

Estos son los podcasts que yo escucho, por si te sirve de algo:

  • El podcast de marketing online, de Joan Boluda. Todo lo que querías saber sobre marketing digital y nunca te atreviste a preguntar.
  • El escritor emprendedor, de Ana González Duque. El podcast más completo si te dedicas a escribir. Hasta entrevistaron a cierto escritorcete de relatos cortos que quizás te suene.
  • Cualquier tiempo pasado, fue anterior. Historias de la historia, en la Cadena SER, con el particular estilo de Nieves Concostrina (ni medio chiste con el apellido).
  • La academia de marketing online, de Óscar Feito. Entrevistas que te formarán en esta cosa tan amplia que es el marketing digital.
  • Ilustres ignorantes. Porque no todo va a ser aprender. El humor es una de las patas más importantes de mi vida, y en este programa están dos de los humoristas más inteligentes de este país: Javier Cansado y Pepe Colubi.
  • The conversion show, de Javi Pastor. Cosicas sobre el fascinante mundo del copywriting.

Lectura de no ficción

Varios libros hay en la montaña de pendientes. Otros los tengo en la mesilla de lecturas actuales y un puñado albergo la intención de releerlos.

Lectura de ficción

Esta es mi lista corta para el verano:

Proyectos relacionados con los relatos cortos

Tengo varios, y avanzaré en ellos todo lo que pueda. Un libro de relatos cortos (aquí te cuento cómo escribir un libro de cuentos cortos), otro de microrrelatos, un proyecto de no ficción que cambiará el mundo de los relatos cortos (no sé si para bien o para mal) y una novella.

El verano es la época perfecta para escribir. Los días son más largos y las obligaciones, más cortas.

Si de verdad te apasiona narrar historias, meter en problemas a unos personajes paridos por ti, retorcer las tramas, experimentar con la estructura de un cuento, buscar finales e inventar principios, el verano es tu momento.

Perder el tiempo

Esta actividad es fundamental. Ahí es donde surgen las mejores ideas, cuando tu mente se relaja y se lanza a asociar conceptos que ha ido acumulando el resto del día.

Una mañana en la playa, un chapuzón en la piscina, una cena entre amigos, una charla con tu hijo de ocho años mientras cazáis hormigas…

Fotografías de un verano que, en esencia, debe servir para recargar pilas, pero sin perder el Norte. Al menos esa es mi intención. ¿Te apuntas?

 

 

¿Quieres totalmente gratis el "Directorio de editoriales españolas que aceptan manuscritos"?  Te ayudará mucho en tu camino de la publicación.
La suscripción al blog incluye “Concursator”, una guía/check-list para participar en concursos literarios.
Además, cada semana te llegará un correo con enlaces a concursos literarios y a los nuevos artículos.

* Campo requerido
Consentimiento *
Responsable: David Generoso Gil Finalidad: gestionar la suscripción Legitimación: tu consentimiento Destinatarios: los datos que me facilitas estarán gestionados a través de Mailchimp. Ver política de privacidad de Mailchimp Derechos: podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos Información adicionalPolítica de privacidad

4 comentarios en “El verano de un escritor: el mito de que veraneamos en las Seychelles”

  1. ¿Un comentario? Tengo varios.
    1. Coincidimos en muchas propuestas veraniegas. Como retomar MOLPE y muchas más, como escribir.
    2. Ilustres Ignorantes son lo más. Muy fan de Cansado.
    3. Perder el tiempo es fundamental. Hay que holgazanear de vez en cuando.
    4. MUCHAS GRACIAS por incluir mi libro (que es un poco tuyo).
    Que pases un feliz verano de escritor 🙂

  2. Pero, ¿tú no vas a las sheychelles? Algo estás haciendo mal. Que sepas que te están mintiendo como bellacos. De todos es sabido que nos reunimos aquí del 1 al 30 de agosto. Anda, pilla ya el avión, que te va a tocar la peor suite.

Deja un comentario

Responsable: David Generoso Gil Finalidad: gestionar los comentarios Legitimación: tu consentimiento Destinatarios: los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa (proveedor de hosting de davidgeneroso.com) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Webempresa Derechos: podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos Información adicionalPolítica de privacidad