True Detective: 6 datos que te ayudan como escritor

La tercera temporada de la serie de Nic Pizzolatto ha subido el listón con respecto a la segunda. Pensaba ahorrarme la afirmación para no alimentar una polémica que he visto en otras páginas: que si se queda a medias en su camino hacia recuperar las virtudes de la primera temporada, que si los diálogos son sosos, que si la trama es flojo, que si, que si… Que sí, que hay elementos mejorables en True Detective, pero las virtudes la convierten en una narración vibrante, en una historia con aristas que se van limando con el paso de los episodios hasta conformar un rompecabezas donde todas las piezas encajan.
¿Has visto la serie? Si es así, relájate y disfruta del viaje. ¿Aún no has echado un ojo a la tercera temporada? No pasa nada. Te avisaré si alguna vez desvelo datos de la trama por los que serías capaz de usar un picahielos sobre mi espalda. Y no están los picahielos a un precio como para malgastarlos.

1) Narración en tres líneas temporales

La serie empieza fuerte, alternando tres escenarios y tres décadas diferentes. Uno de los éxitos de la tercera temporada de True Detective es que combina unas líneas temporales con otras sin que dudemos de cuál es en cada momento. La luz, el maquillaje o determinados elementos, facilitan el proceso.
Para contar una historia a lo largo de treinta y cinco años, hay que escribir una escaleta. No se puede improvisar. Debe salir a relucir el escritor de mapa que llevas dentro y planificar cada itinerario, cada pueblo a visitar en el camino. Incluso conocer los hoteles en los que te detendrás a descansar.

2) Personajes bien construidos

Lo de Mahershala Ali (el detective Wayne Hays) es sublime. Parece que ha viajado en el tiempo para conocer a su yo actor del futuro y le ha copiado los gestos. Stephen Dorff (el detective Roland West) también es sólido, aunque los peinados… buf.
Pero no podrían construir sus personajes si no fuera por el guion que hay detrás, que define su evolución a lo largo de treinta y cinco años. En realidad, True Detective es un horno en el que se cuecen varios panecillos, cada uno con el nombre de un personaje. Cuando el panadero los saca a la bandeja, el olor durante todo el proceso ha sido tan intenso, que la cola da la vuelta a la manzana.
Nic Pizzolatto ha cocinado dos detectives que evolucionan con el relato, como ocurre en las grandes historias. Puestos a imaginar, planteó el caso a resolver en tres líneas temporales, no por el crimen en sí, sino para que los personajes crecieran delante de nosotros.

3) Jugar con los recuerdos para hacer avanzar la trama de True Detective

El triple salto mortal con tirabuzón llega con los recuerdos. Toda la historia está construida en torno a ellos. El Wayne Hays de 2015 cuenta cómo el de 1990 recuerda la escena de 1980. El montaje nos lleva de la mano de una época a otra a través de la memoria del protagonista. Y aquí la guinda: el detective de 2015 padece demencia senil, y eso lo complica todo magistralmente. Y esto de la memoria me recuerda que mi última colección de relatos trata sobre el olvido y el recuerdo (qué bien hilado, madre mía).

true detective

4) Usar a un personaje secundario como narrador

Cuando el narrador es en primera persona, hay que buscar fórmulas para darle más información. Los personajes secundarios nos ayudan en ese sentido. La periodista que entrevista a Ali, introduce preguntas que desvelan datos sobre la trama.

5) Que un libro dé pistas sobre la historia

Otra de las formas en las que el guionista se apoya es a través del libro que escribe Amelia Reardon (la actriz Carmen Ejogo), la mujer del detective Wayne Hays. Es un elemento básico durante toda la serie. Desencadena algunos acontecimientos fundamentales. Wayne se vale de él para… Y hasta ahí puedo leer sin que me claves el picahielos. Eso sí, la imagen de Mayra Gomez Kemp leyendo una tarjetita, a ver quién te la quita a ti de la cabeza.

6) Final con mucho sentido

El cierre de la historia es sublime. Todos los elementos te van preparando para él. Nada de un deus ex machina. Se cierran las tramas y… ¡Booom!
Qué sencillo es a veces terminar un relato. Y qué complicado es lograr que lo sencillo sea lo acertado.

Hay más elementos que ayudan a escribir, pero me quedo con esos. En resumen, un ejemplo más de que una buena serie (o película) lleva detrás un relato muy trabajado.

 

Si te ha gustado el artículo, compártelo. No cuesta mucho y a mí me alegra el día 🙂

 

 

¿Quieres totalmente gratis el "Directorio de editoriales españolas que aceptan manuscritos"?  Te ayudará mucho en tu camino de la publicación.
La suscripción al blog incluye “Concursator”, una guía/check-list para participar en concursos literarios.
Además, cada dos semanas te llegará un correo de contenido inédito con enlaces a concursos y a los artículos más interesantes de la blogosfera.

* Campo requerido
Consentimiento *
Responsable: David Generoso Gil Finalidad: gestionar la suscripción Legitimación: tu consentimiento Destinatarios: los datos que me facilitas estarán gestionados a través de Mailchimp. Ver política de privacidad de Mailchimp Derechos: podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos Información adicionalPolítica de privacidad

6 comentarios en “True Detective: 6 datos que te ayudan como escritor

Deja un comentario

Responsable: David Generoso Gil Finalidad: gestionar los comentarios Legitimación: tu consentimiento Destinatarios: los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa (proveedor de hosting de davidgeneroso.com) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Webempresa Derechos: podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos Información adicionalPolítica de privacidad